domingo, 9 de abril de 2017

Dos trincheras

Un hombre rubio pateando la acera de la Ronda norte mientras espera el verde con el móvil sujeto con belcro al brazo, chaqueta naranja de goretex, mallas negras y calcetines fosfi que le cubren casi entera la pantorrilla. En la otra acera uno con sombrero de paja, vaqueros raídos, jersey de pico granate, ambos pies hincados en los bordes de la acequia y el lomo agachado para abrir las compuertas y regar su patatar. He calculado que una bala de fusil tardaría una centésima de segundo en viajar hasta el primero. Una patata tardaría algo más, pero igualmente impactaría, porque la distancia es corta, la munición abundante y el blanco conspicuo, necesario, indiscutible.

domingo, 26 de marzo de 2017

4X4 no son 16

Esperando el verde en el semáforo de la ronda norte: de cien coches que habrán pasado, muchos de ellos 4x4, sólo he visto uno con pasajeros en el asiento de detrás. Me he acordado de cuando volvíamos de la excursión del domingo, los tres hermanos embutidos y pegados al asiento de eskay del Cuatro latas. Eran tiempos de familias grandes y coches pequeños. Ahora las paradojas son otras, esa mujer, por ejemplo, que está a mi lado hablando sola no se dirige a Dios sino a alguno que, seguramente, irá conduciendo solo mientras habla solo.

sábado, 18 de marzo de 2017

Revoluciones

Fraternidad, Igualdad, y un montón de policías para su instauración y buena observancia.

domingo, 26 de febrero de 2017

Precisa y material

"El óxido se posó en mi lengua como el sabor de una desaparición." Leo este verso de Gamoneda y soy tan cerril que lo primero que pienso es que se acaba de tragar una tuerca. Probablemente la que a mí me falta para apreciarlo. En fin.

martes, 14 de febrero de 2017

Menuda indocencia

Digo yo que para enseñar algo, habrá que estimular primero la ignorancia y eso sólo puede hacerlo un ignorante. El problema es que quedan bien pocos, y en la docencia aún menos.

Aditamentos

-¿Tienes unas muletas?
-No, pero todo se andará.

sábado, 11 de febrero de 2017

Cualquier tiempo pasado fue anterior

Como no tenia a mano nada de Kafka he estado leyendo el periódico en el restaurante y me he dado cuenta de que la sección de noticias de hace 150 años me interesa más de las de ahora. Lo que no concibo es que dentro de 150 años las noticias de ahora interesen a nadie, sé que es un puro prejuicio, pero me resulta inconcebible que el congreso de Podemos o del PP, tanto monta, siga siendo actualidad dentro de una centuria.

miércoles, 8 de febrero de 2017

Ubi sunt

Cada vez que guardo algo tengo que pensar dónde lo buscaría en caso de perderlo, y luego resulta que nunca estoy de acuerdo conmigo mismo.

domingo, 5 de febrero de 2017

La ciudad y los perros

Acaba de pasar una ambulancia y la Loba, como siempre, se ha puesto a aullar. La primera vez me sorprendió, ahora me admiro de lo inexorable.

lunes, 30 de enero de 2017

Huyendo de la muerte

Acabo de cruzarme en la acera de la calle Afahuir a un cuarentón corriendo con esa pasión de los que aspiran a ser inmortales. Me pregunto cuántas esquinas durará antes de caer fulminado.

miércoles, 25 de enero de 2017

Más lapiceros

Los lápices de colores Alpino con las puntas afiladísimas tan bien alineados en su estuche. Aquello era tan bonito que estrenarlos era como desvirgar a un ángel. Pero lo hacíamos sin miramientos. Qué inocentes y qué perversos éramos.

domingo, 15 de enero de 2017

Flashback

Me acuerdo de aquellos lápices Staedler Noris con su caperuza pintada de rojo y su Made in Germany en letras doradas sobre fondo negro. Ahora mismo tengo uno entre las manos pero me acuerdo igual.

martes, 3 de enero de 2017

Hay que afeitarse con fe, como si hoy fuera sábado, decía mi padre, el muy sacrílego.

jueves, 29 de diciembre de 2016

Animales míticos

Es una nimiedad, pero el caso es que había una mosca en la pantalla y la he espantado colocando el ratón en ese punto.
Lleva ya varios días mendigando en la puerta del Mercadona mientras habla solo. A mí me da mucha pena pero debe de dar más miedo aún porque nadie se acerca a socorrerle. 

domingo, 18 de diciembre de 2016

No me gusta el cole

Lo que antes era huerta y después fue solar ahora será ampliación del colegio Max Aub. Levantarán muros altos para enclaustrar a los niños en una burbuja educativa y nos birlarán un pedazo del barrio. De momento las excavadoras ya han arrancado los árboles que crecían sin permiso de la autoridad municipal. Todavía me acuerdo de cuando era la huerta más cercana a la Plaza del Ayuntamiento. Después expropiaron el terreno contra la voluntad de su dueño: un labrador que a la manera del jefe indio de Seattle, me decía, sin quitarse de la boca uno de esos caliqueños que ahora prohíben las autoridades sanitarias, que el no vendía su vida al al ayuntamiento. En fin, que no dudo de que sea un progreso para el barrio, pero para la Loba es una pésima noticia, casi tan mala como lo fue el ferrocarril para los bisontes americanos o los contenedores para los gatos. Apenas quedan ya espacios vacíos. Todo funciona, todo se aprovecha y eso me inquieta.




viernes, 16 de diciembre de 2016

Más tregua

Volviendo del último paseo con la Loba una pareja que se besaba junto al portal ha interrumpido su beso a fin de que ella se subiera al escalón de un escaparate y una vez equilibrados en estatura seguir besándose con la misma pasión pero más comodidad. Como me cuesta horrores no sacar conclusiones precipitadas de todo lo que veo le auguro una larga y feliz vida juntos. Así sea.

domingo, 4 de diciembre de 2016

Tregua

My subject is the soul
Difficult to talk about,
Since it is invisible
Silent and often absent.

Even when it shows itself
In the eyes of a child
Or a dog witthout a home,
I’m at a loss for words.
……………………


Mi tema es el alma
asunto difícil de tratar,
porque es invisible
silenciosa y, a menudo, ausente.

Incluso aunque se muestre
en los ojos de un niño
o un perro abandonado,
no encuentro las palabras.
                                      (Charles Simic)


sábado, 26 de noviembre de 2016

Santa compaña

Pasmado de la capacidad de mi perra para acercárseme cuando estoy de buen humor o de mi incapacidad para advertirla cuando estoy de humor malo, que también podría ser.

Ojo a secas

A veces me gustaría que las cosas fueran tal cual las veo: ese hombre mayor que empuja un carro de mercadona bajo la lluvia es sólo un hombre mayor que empuja un carro de mercadona bajo la lluvia.

jueves, 17 de noviembre de 2016

Docto, villano, probo y funcionario

Qué tremenda presunción esa de que uno tiene el poder de reducir la ignorancia del que tiene enfrente. Sea o no sea alumno... Todo profesor tiene algo de desaprensivo. Igual en tiempos de Sócrates era otra cosa, pero a día de hoy esto de recibir un salario por enseñar está hecho para gentes que no dudan de su misión.

domingo, 13 de noviembre de 2016


Hoy he mirado un plano de Viena, durante un momento no he podido comprender que se haya construido una ciudad tan grande mientras que tú sólo necesitas una habitación. 
(Kafka, Cartas a Milena)

Lo que los medios silencian

Las siete propuestas que explican la victoria de Trump (extraídas de un artículo de I. Ramonet):

"1) Los periodistas no le perdonan, en primer lugar, que ataque de frente al poder mediático. Le reprochan que constantemente anime al público en sus mítines a abuchear a los “deshonestos” medios. Trump suele afirmar: « No estoy compitiendo contra Hillary Clinton, estoy compitiendo contra los corruptos medios de comunicación » . En un tweet reciente, por ejemplo, escribió : « Si los repugnantes y corruptos medios me cubrieran de forma honesta y no inyectaran significados falsos a las palabras que digo, estaría ganando a Hillary por un 20%. » 
Por considerar injusta o sesgada la cobertura mediática, el candidato republicano no dudó en retirar las credenciales de prensa para cubrir sus actos de campaña a varios medios importantes, entre otros : The Washington Post, Politico, Huffington Post y BuzzFeed. Y hasta se ha atrevido a atacar a Fox News, la gran cadena del derechismo panfletario, a pesar de que lo apoya a fondo como candidato favorito...
2) Otra razón por la que los grandes medios atacaron con saña a Trump es porque denuncia la globalización económica, convencido de que ésta ha acabado con la clase media. Según él, la economía globalizada está fallando cada vez a más gente, y recuerda que, en los últimos quince años, en Estados Unidos, más de 60.000 fábricas tuvieron que cerrar y casi cinco millones de empleos industriales bien pagados desaparecieron. 3) Es un ferviente proteccionista. Propone aumentar las tasas sobre todos los productos importados. « Vamos a recuperar el control del país, haremos que Estados Unidos vuelva a ser un gran país. », suele afirmar, retomando su eslogan de campaña.
Partidario del Brexit, Donald Trump ha desvelado que, una vez elegido presidente, tratará de sacar a EE.UU. del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA por sus siglas en inglés). También arremetió contra el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP por sus siglas en inglés), y aseguró que, de alcanzar la Presidencia, sacará al país del mismo : « El TPP sería un golpe mortal para la industria manufacturera de Estados Unidos. » 
En regiones como el rust belt, el «cinturón del óxido» del noreste, donde las deslocalizaciones y el cierre de fábricas manufactureras dejaron altos niveles de desempleo y de pobreza, este mensaje de Trump está calando hondo. 
4) Así como su rechazo de los recortes neoliberales en materia de seguridad social. Muchos electores republicanos, víctimas de la crisis económica del 2008 o que tienen más de 65 años, necesitan beneficiarse de la Social Security (jubilación) y del Medicare (seguro de salud) que desarrolló el presidente Barack Obama y que otros líderes republicanos desean suprimir. Tump ha prometido no tocar a estos avances sociales, bajar el precio de los medicamentos, ayudar a resolver los problemas de los « sin techo », reformar la fiscalidad de los pequeños contribuyentes y suprimir el impuesto federal que afecta a 73 millones de hogares modestos.
5) Contra la arrogancia de Wall Street, Trump propone aumentar significativamente los impuestos de los corredores de hedge funds que ganan fortunas, y apoya el restablecimiento de la Ley Glass-Steagall. Aprobada en 1933, en plena Depresión, esta ley separó la banca tradicional de la banca de inversiones con el objetivo de evitar que la primera pudiera hacer inversiones de alto riesgo. Obviamente, todo el sector financiero se opone absolutamente al restablecimiento de esta medida.
6) En política internacional, Trump quiere establecer una alianza con Rusia para combatir con eficacia a la Organización Estado islámico (ISIS por sus siglas en inglés). Aunque para ello Washington tenga que reconocer la anexión de Crimea por Moscú. 
7) Trump estima que con su enorme deuda soberana, los Estados Unidos ya no disponen de los recursos necesarios para conducir una politica extranjera intervencionista indiscriminada. Ya no pueden imponen la paz a cualquier precio. En contradiction con varios caciques de su partido, y como consecuencia lógica del final de la guerra fría, quiere cambiar la OTAN : « No habrá nunca más garantía de una protección automática de los Estados Unidos para los países de la OTAN".

(Entresacadas de un artículo de Ignacio Ramonet)

sábado, 12 de noviembre de 2016

El apestado

La verdad es que todo este revuelo electoral me ha recordado a cuando en las elecciones a delegado de curso los alumnos eligen el que al tutor le parece el más impresentable.

martes, 8 de noviembre de 2016

He abierto la puerta de la habitación y después de comprobar lo anchísima que es Castilla la he vuelto a cerrar.

miércoles, 26 de octubre de 2016

Bendita inocencia

Esta mañana le he preguntado a una alumna de tercero si entendía la frase que llevaba en el pecho de su camiseta: "I'm your doll." La criatura me ha contestado que no y ha seguido a lo suyo sin pedir más explicaciones. Me he contenido para no ofrecerle lo que no había solicitado. Y es que en el fondo, envidio la plácida conformidad de las criaturas. De haber sido por ellas, el manzano seguiría luciendo, esplendoroso e intacto, en el centro del paraíso y nosotros retozando alrededor.

domingo, 16 de octubre de 2016

Frases encontradas

A lo largo de la semana me he encontrado con dos frases en el paseo marítimo que no merecen perderse en el ruido de fondo del universo:

En la primera escena una niña pequeña se mete por un sendero que hay junto al paseo marítimo y le dice a su padre: -Cómo salgo del caminito, Papá? -Date la vuelta.

En la segunda una dos amigas con patines y una que se cae de culo y le dice a su amiga: -Por qué siempre me caigo hacia atrás? -Porque si te cayeras para delante sería peor.

domingo, 9 de octubre de 2016

Acabo de descubrir que vientos, precipitaciones y meteoros en general ejercidos sobre una camisa en el tendedero producen el mismo efecto que la plancha.

lunes, 19 de septiembre de 2016

Libertad sin palitativos

Un sistema en el que al alumnado se le impide optar entre los recreativos y la clase de matemáticas no es educativo sino penitenciario.

El roto






sábado, 10 de septiembre de 2016

Contemporáneos de Newton

Ayer, primer día de curso mientras esperaba en el semáforo vi como una hoja se desprendía del punto más alto de la copa de un plátano de sombra y planeaba lenta hasta la calzada. Desde luego que la primavera próxima ese mismo árbol producirá nuevas hojas, pero esa hoja que ahora reposa en el suelo no se levantará como Lázaro e iniciará un planeo inverso hasta colocarse, verde y lozana, en el punto desde el que la vi caer.

martes, 6 de septiembre de 2016

La pared de enfrente ll

Volviendo al tema de urinarios y paredes, el otro día miccionando en un un bar del centro me di cuenta de que los graffitis formaban parte del alicatado.

martes, 30 de agosto de 2016

La pared de enfrente

Lo mismo hay hombres tan ocupados que sólo miran las paredes cuando hacen uso del urinario y mujeres que no las miran nunca.

viernes, 19 de agosto de 2016

Vodevil

Y pensar que todo este disparate se arreglaría si pudiéramos votar para elegir al presidente del gobierno.

sábado, 13 de agosto de 2016

Punto de vista

Como a pesar de todo el prestigio que ostenta su contemplación, el mar termina por aburrirnos, hoy todo un sector de la playa ha estado pendiente del drama de un perro que recorría el tramo de orilla cada vez mayor que separaba a sus dueños sin decidirse a permanecer con ninguno. Yo no sé si su intención era reunirlos o si era la pura indecisión o incluso el miedo a manifestar rechazo lo que le llevaba a esos desesperados viajes de ida y vuelta. Fuera cual fuera la causa, me identifico del todo con cualquiera de esos motivos: persona o perro, a nadie le gusta la renuncia que implica cualquier elección, aunque a la vista estaba, para deleite y aviso de todos los contempladores, la locura y el cansancio de no decidir.
Finalmente, la sensatez se ha impuesto y como brújula bien orientada el animal ha decidido acompañar a la persona que iba hacia el norte, que es la zona de playa donde se permiten perros, además de lo que preferían los dueños y todos los que presenciábamos la escena, porque tratándose de vidas ajenas que te pasan por delante, las cosas se ven con una claridad que ya quisiera uno para sus mares de dudas que ni siquiera tienen orillas para alejarse y decidir mirando desapasionadamente en lontananza.

viernes, 5 de agosto de 2016

Escrito en la arena

Cada tarde, mientras paseo por la orilla, tengo que dar breves rodeos a fin de no pisar los "te quiero" escritos en la arena. Yo no sé si los "te quiero" de la orilla equivalen a los escritos en los árboles, si la cosa depende de en qué lugar te pille la efusión sentimental, o si uno se desplaza deliberadamente a escribirlos. Lo cierto, es que las consecuencias de escribir en la arena o sobre un tronco son bien diferentes. El agua moribunda que llega a la orilla, aunque en ella naden esos jurelillos tan simpáticos y difíciles de ver para quien no camina atento al suelo, siempre produce melancolía, más aún si a su paso borra lo escrito en la arena.
Como decía, suelo dar breves rodeos para no interferir en el trabajo del mar. Ayer, de camino a la toalla, además de rezarle a San Pancracio como hago siempre a fin de que mis cosas permanezcan intactas donde las dejé, me entretuve un rato pensando en que somos animales sentimentales que en lugar de trazar líneas rectas pierden el tiempo rodeando lo que es sagrado. Y en que al paso que vamos, cada vez más rápido y rectilíneo, lo sagrado corre serio peligro de desaparecer engullido por la técnica. Y en que es precisamente nuestro sentimentalismo y nuestras pérdidas de tiempo lo que nos diferencia de las gaviotas y las máquinas que limpian la playa de la Patacona, en este caso particular.

lunes, 25 de julio de 2016

Duelo al sol

En la playa he presenciado el duelo entre un vendedor pakistaní, de esos que arrastran el carrito de bebidas por la arena y un imbécil que estaba con su amigo a un centenar de metros de la orilla. El imbécil le llama y el vendedor por señas le indica que se acerque porque está muy lejos para ir hasta allí. El imbécil niega con la cabeza y le hace señas con la mano para que acuda. Y durante medio minuto ambos se quedan quietos, el vendedor maldiciendo por lo bajo y el imbécil haciendo no se qué, porque estaba a contraluz, con el sol en su espalda, aunque con las gafas de espejo puestas. Ni falta que hace saberlo, porque todos los pijos de playa se parecen. El caso es que, como suele suceder, la necesidad se ha tragado al orgullo y pese a mis patéticas advertencias de que no fuera, el vendedor se ha desplazado cargando con una bolsa de bebidas por la arena ardiente y seca para servir a los dos impresentables. Me hubiera gustado que desde las dunas del camping, que tiene todo el aspecto de un poblado de peli del oeste, algún disparo certero arrancara la cerveza de la mano del imbécil al dar el primer trago. Seguro estoy de que todos los que presenciábamos la escena hubiéramos aclamado al justiciero. Como no sucedió, lo suyo hubiera sido improvisar una colecta y comprar allí mismo toda la mercancía. El dinero quizá hubiera alcanzado, pero no el valor para montar el número. Y debido a ello, aquí estoy arreando mandobles metafóricos y vengándome en diferido. En cualquier caso, me consuelo pensando que el vendedor no necesitaba de la ayuda de ningún Quijote o Tom Doniphon porque yo en ningún momento le vi perder la dignidad, más bien todo lo contrario y todo lo viceversa.

viernes, 15 de julio de 2016

Extraña situación

El otro día, yendo hacia el insti, en la rotonda que da acceso a la comarcal de Villamarchante un coche negro que se había parado en el stop hizo ademán de salir, frenó en seco y yo, que iba distraído, lo golpee por detrás. No es que fuera un gran golpe, pero sí suficiente para dejarle marcado el parachoques. El caso es que pensaba pararme en la misma rotonda, pero el coche siguió adelante, tomamos ambos la comarcal, ahora estaba seguro de que se detendría en el arcén, pero él, sin prisa ni pausa, siguió su camino a velocidad constante. Y así fuimos, uno detrás de otro durante tres o cuatro kilómetros que a medida que pasaban me llevaban de la intriga por cuándo pararía a la perplejidad porque no lo hiciera. Una extraña situación, más extraña todavía porque en un momento dado me percaté de que no divisaba al conductor del vehículo. Pudiera ser que el asiento lo tapara, pero siempre se ve una cabeza que asoma, un codo que reposa en la ventanilla, la blancura de un brazo que gira con el volante. Nada. Como seguir a una de esas diligencias o buques fantasmas del pasado por una pavimento tercer milenio. Y así anduvimos hasta la entrada del pueblo, donde me desvié hacia la calle del instituto ya sin valor para echar otra ojeada ahora que tenía una vista más lateral. No supe más de él. Esperaba que esa misma noche me hubiera despertado para hacer los papeles, pero ni siquiera.

jueves, 14 de julio de 2016

Coces estéticas

“Coces estéticas”, “Sexo luso”, “Letrinas en la Acrópolis” y “Biquinis troquelados”, son los algunos títulos de los panfletos antirretóricos ideados por Ricardo Lobo Lucas durante sus muchas horas de permanencia en la playa de la Patacona, junto a la acequia de Vera. Ahora que dispone de tiempo libre, Lobo se plantea escribir el primer panfleto de la serie: “La luz, brother, la luz” una defensa de la luz cenital frente a la oblicua, pero con este calor, cualquiera se atreve